CENTRO DE ATENCIÓN AL JOVEN CARLOS LLERAS RESTREPO ¨LA POLA¨

Medellin / Antioquia

1.2 RESEÑA HISTORICA

El código del menor, creado por el Decreto 2737 del 27 de noviembre de 1989, por la Ley 56 de noviembre 28 de 1988, decreto No. 160 de enero 20 de 1989, bajo el mandato del Dr. Virgilio Barco, establece que los menores de edad deben salir de los centros penitenciarios de adultos a partir de 1990 y dispuso que en los municipios con más de 100.000 habitantes debe existir centros de atención de régimen cerrado para los menores infractores.

El municipio de Medellín ya contaba con los centros que atendieran la recepción al menor infractor cuando este es capturado, el régimen semicerrado en la escuela de Trabajo San José y los programas de Libertad Asistida, no contaba por tanto con la institución de régimen cerrado que desarrollara los programas de las etapas de observación y medio cerrado.

Pensando, entonces, en la consecución de los terrenos para este fin, una comisión encargada, busca por seis meses los terrenos más apropiados; esta comisión se encontraba conformada por representantes del I.C.B.F. y de planeación metropolitana, asesorada también por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos. La compra de los terrenos se hace en 1990 en la administración del Dr. Omar Flórez Vélez y quien como representante legal del municipio de Medellín recibe la compra de este inmueble, según decreto 36 del acuerdo 3890 de 1990.

La finca Moravia o Fontana Sofía se encuentra ubicada en el paraje Tablazo de Robledo, tiene una extensión de 13 cuadras y media, cuya dirección es calle 65 C No. 94 c – 80; propiedad de los señores Raimundo HanaK Sklenarova y Cecile Risonaor de Hanak, posee a su venta una casa principal y otra pequeña de mayordomía, una pequeña piscina sin filtros y un establo para seis reses. 

Luego de la compra de los terrenos y presentadas las licitaciones para la construcción, esta es concedida a la firma Pérez E. y Cia. Ltda., con la asesoría de los arquitectos representantes de las entidades I.C.B.F., planeación metropolitana, el municipio de Medellín, la firma encargada de la construcción, con la interventoría de la firma ESTC Ltda.; la construcción de la planta física dura un año; para lo cual también se tiene en cuenta las sugerencias de la Congregación Religiosa.

En julio de 1994 se inician los estudios de la factibilidad para la elaboración del programa del centro de régimen cerrado para Medellín y su área metropolitana, siendo el gobernador de Antioquia el Dr. Juan Gómez Martínez, por parte de los Terciarios Capuchinos el Provincial, Padre Alberto Gómez Gómez y el director de la Escuela de Trabajo San José, Padre Elmer Saldaña Sarmiento.
El 17 de julio se elabora el anteproyecto para presentar a concurso pro parte del Padre Elmer Saldaña y las licenciadas en Pedagogía Reeducativa Claudia María Sierra y Luz Elena Jiménez C., educadoras de la Escuela de Trabajo San José.
En julio 22 se elabora el proyecto pedagógico y el 30 de julio se presenta al Provincial de la Congregación Religiosa.

En el mes de agosto es presentado a concurso de méritos con el I.C.B.F. y la secretaría de Bienestar Social del municipio de Medellín.
En el mes de septiembre es confirmada la adjudicación del proyecto a la Congregación y el 29 del mismo mes se hace nombramiento oficial del director del Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo (nombre colocado por la reciente muerte del líder liberal, propuesto por el I.C.B.F., en su honor) e igualmente se hacen las visitas de reconocimiento al centro de recepción La Floresta.
Se inician los contactos, trámites legales y jurídicos con el I.C.B.F. y la secretaría de Bienestar Social.

En noviembre del mismo año se hace el nombramiento por parte de la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos de la comunidad de frailes que iniciarían la obra pedagógica y terapéutica en el Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo, ellos son Padre Elmer Saldaña como director, Padre Francisco Javier Echeverri como administrador y los religiosos Carlos González, Jesús Leonidas López y Alberto Ortega.
En el mes de diciembre se realizan las visitas de reconocimiento a ambas instituciones, El 13 del mismo mes se realiza la inducción para  profesionales convocados.
El 20 de diciembre es inaugurado el Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo, con la asistencia de:

El proyecto pedagógico es presentado a los jueces de menores y defensores de familia por parte del Padre Elmer Saldaña, el 27 de diciembre de 1994.
En el mes de enero de 1995 es entregada la casa al director de la institución y a la comunidad Religiosa que dirigirá los destinos de la institución, que ocupa las instalaciones de la comunidad.
El programa al Menor Infractor comienza a funcionar en el Centro Especializado de Recepción “CER” (conocido popularmente como La Floresta, por el nombre del barrio donde está ubicado), tiene como objetivo este centro albergar al menor acogiéndolo y brindándole una estadía tranquila y segura, pro un tiempo no mayor de 10 días, como lo establece la ley.

Este programa es entregado a la Congregación de los religiosos el 6 de febrero, cuando se recibe inventario por parte del municipio y de PAN.

En el mes de marzo de 1995 ingresan los educadores y jóvenes a la institución, siendo el 7 del mismo mes el día que ingresa el primer joven al CER.

Al centro Carlos Lleras Restrepo ingresan los primeros jóvenes el 16 de marzo, remitidos del CER, encontrándose en las instalaciones doce jóvenes de la Comunidad Convivencial San José, que colaboraron con los educadores durante dos semanas en la ubicación en cuanto a normas y funcionamiento de la institución a los jóvenes remitidos a su etapa de observación.

Desde la fecha funcionó como institución de atención a las medidas legales de observación y medio cerrado. La institución desde el año 1995 hasta enero de 2002 fue administrada por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, después de esta fecha el centro es administrado por la Corporación Partenón.
En noviembre de 2005 la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos se presenta con la propuesta pedagógica para participar en el proceso de licitación, convocada por el I.C.B.F. para los programas de observación y ubicación institucional en Cerrado.
En diciembre del mismo año el I.C.B.F. dio el mayor puntaje a la propuesta de licitación presentada por la Congregación y el día 13 del mismo mes se da la adjudicación del contrato.

A partir de esta fecha el director asignado para el Centro Carlos Lleras Restrepo, es el  P. Héctor Aníbal Gil Correa, inicia las gestiones de convocatoria de los profesionales y empleados que iniciarían la labor en este centro.
El día 18 de diciembre se inicia el proceso de selección del personal, el día 26 de diciembre se da inicio a la inducción y se establecen las políticas para recibir la institución.

El día 31 de diciembre a las 4:00 p.m. el Padre Héctor Aníbal Gil Correa, junto con Fray Guillermo León Pulgarín y Fray Norfan de Jesús Betancourt Ospina, quienes hacen parte de la comunidad del Centro Carlos Lleras Restrepo, con los educadores y empleados recientemente contratados, se disponen a recibir la institución. Ese mismo día a las 12:00 p.m. se recibe el Centro a la Corporación Partenón, con 103 jóvenes entre las medidas de observación y ubicación institucional en medio cerrado.
El día primero de enero del 2006 se inician las labores pedagógicas, terapéuticas y de contención con la población.

El 30 de enero de 2008 es entregada la dirección y administración al Padre Luis Arturo Garzón Valencia, quien viene acompañado del Padre Alberto Franco Bolívar, durante este período se inicia la preparación para la implementación de la Ley 1098 Código de La Infancia y La adolescencia, asumiendo a demás la dirección y administración del Centro Transitorio (La Floresta)  el día 1º de abril, el cual está diseñado para la atención de 25 adolescentes en modalidad mixta, para lo cual se contrataron cuatro (4) educadores y un (1) coordinador.

En el Centro Carlos Lleras Restrepo se implementan las nuevas medidas legales de Internamiento Preventivo e internamiento especializado, quedando un grupo de jóvenes en transición del anterior código del menor.

A mediados del mes de junio asume la Dirección Fray Luis Hernando Arango García y la Administración el Padre Alberto Franco Bolívar, quienes a partir de enero son acompañados por Fray Felipe Castañeda,  Fray Geovany Carmona y Fray Eduardo Botero en las labores pastorales, pedagógicas y ornamentales de la institución.

En octubre de 2008 se presenta por invitación directa del ICBF la primera propuesta pedagógica de intervención para la implementación de la fase 5 en lo que respecta a la ley 1098 en Antioquia; invitación que permite además asesorar las adecuaciones y dotación de las instalaciones de la nueva sede que albergaría a los y las adolescentes del Departamento de Antioquia.

En Julio de 2009 se realizan los trámites de contratación, se recibe la dotación y se genera el acta de entrega de las instalaciones de POLA II a la congregación, se inicia la experiencia con un grupo de 20 adolescentes, que gradualmente incrementa dada la demanda del Sistema de Responsabilidad Penal.

En mayo de 2010 es trasladado el director Fray Luis Hernando Arango, quedando como encargado y superior el Padre Carlos Cardona quien llega con su gran experiencia a brindar fortalecimientos a la institución.  En junio del mismo año llega como director el Padre Guillermo Pulgarin quien ya había tenido la experiencia de trabajar en el centro y así el padre Carlos asumiría la administración.
Para el año 2011 se hacen cambios en la comunidad Religiosa quedando el Padre Guillermo como director, administrador y superior acompañado del Padre Bernardo Saldarriaga, Fray Giovanny Carmona como encargado del área de Bienestar y el apoyo de los Fray Oscar Pareja, Orlando Rojas y Eduardo otero.

CARACTERISTICAS DE LA POBLACIÓN ATENDIDA

El Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restreposoportado en la filosofía de los Religiosos Terciarios Capuchinos, atiende adolescentes de género masculino y femenino.

El o la adolescente que ingresa a la institución presenta impulsividad significativa, baja tolerancia  a la frustración,  facilidad de paso al acto, habilidades sociales deterioradas, manipulación, limitado nivel de conciencia frente al acto cometido, deterioro de la autoestima,  inestabilidad emocional,  vulnerabilidad, ausencia de límites,  mecanismos de defensas estereotipados, valores deteriorados,  acercamiento a grupos de riesgo, ingesta de sustancias psicoactivas.
Cabe anotar a lo anterior que los y las adolescentes provienen de núcleos familiares conflictuados encontrando  padres en disonancia educativa, progenitores con roles desdibujados,  personas inmaduras, poca tolerancia a la frustración,  sin posicionamiento critico, padres “amigos” (no posesionándose en el rol pertinente), progenitores abandónicos,  progenitores expulsivos, familias desintegradas que no logran elaborar tal situación, falta de límites, familias que facilitan inconscientemente la trasgresión, presencia en la migonia familiar de disvalores,  escaso espacio para compartir;  escolaridad inconclusa de los padres; precariedad laboral del jefe de familia; economía de subsistencia,  crianza de los hijos sin la presencia de uno de los progenitores, por lo cual los hermanos suelen tener distintos apellidos; roles de madre o padre que son asumidos por hermanas/os mayores;  mala utilización (por desconocimiento) de los tiempos de ocio; grupos de pares negativos (tanto en los menores como en los mayores);  antecedentes penales en algún/os miembro/s del grupo.
Aun así los adolescentes cuentan con la posibilidad de afrontar  su realidad personal, se destacan las diferentes posibilidades de expresión artísticas tales como la música, el baile, la pintura y el canto, observándose un alto contenido de vivencias emocionales y cotidianas que son canalizadas para dar inicio a procesos reflexivos y de cambio.

Se muestran creativos y con capacidad para involucrarse con sus experiencias en la formación académica, técnica y las múltiples actividades lúdicas recreativas, culturales y deportivas en las que logran desplegar toda su habilidad y talento.

 

POBLACIÓN OBJETO ( Modalidad y rango de edad):

INTERNAMIENTO PREVENTIVO

14 A 18 AÑOS

PRIVACION DE LIBERTAD EN CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADO

14 A 18 AÑOS

VISIÓN

El Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo será una institución líder en procesos de intervención para la Reeducación  de  adolescentes en conflicto con la ley penal a Nivel Regional y Nacional.

Cualificando los procesos de atención, que den respuesta a las necesidades sociofamiliares  presentadas en el entorno social, de acuerdo a la Legislación vigente, las exigencias de los entes contratantes y el carisma Amigoniano. 

MISIÓN

El Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo es una Institución de carácter Cerrado, dirigida y administrada por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, que interviene integralmente a los adolescente remitidos desde el sistema de responsabilidad penal, con el fin de reeducar y brindar elementos para la resignificación de estilos de vida a nivel personal y socio familiar, potencializando valores y habilidades a través de programas educativos y reeducativos en sintonía con la Legislación vigente, la pedagogía y el carisma Amigoniano.

LEMA
Amor, reeducación y sabiduría al servicio de la construcción social.

IMAGEN CORPORATIVA
El color blanco: simboliza la seguridad, la integridad, la obediencia, la elocuencia y la transparencia.
El color verde es símbolo de las montañas del departamento de Antioquia, de la esperanza, de la abundancia, la fe, el servicio y el respeto.
El color naranja simboliza la alegría de los jóvenes, la creatividad, la determinación, el éxito, el ánimo y el estímulo.
De acuerdo a nuestra misión y visión observaremos permanente los siguientes principios para dar respuesta satisfactoria, a través de la excelencia, al servicio encomendado:

OBJETIVOS DE CALIDAD

NOMBRE: Centro de Atención al Joven Carlos Lleras Restrepo

REPRESENTANTE LEGAL CONGREGACIÓN: Padre Oswal Uriel León Enríquez

SUPERIOR PROVINCIAL: Padre Oswal Uriel León Enríquez

DIRECTOR: Padre Guillermo León Pulgarin Acevedo.

DIRECCIÓN: Calle 65C 94C-80

BARRIO: Robledo Tulipanes

CIUDAD: Medellín

TELÉFONOS: 23415 62 – 421 71 89

FAX: 446 06 12

CORREO ELECTRÓNICO: crtcpola@une.net.co

NIT: 860005068-3

PERSONERIA JURIDICA: La misma de la Congregación.